15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://amorcreciente.com 300 true 0

Los primeros Cristianos y el divorcio.

0 Comentario

Los primeros seguidores de Cristo en los primeros siglos tuvieron una posición única e inamovible respecto al significado y valor del matrimonio, prohibiendo de esta manera el divorcio y las segundas nupcias, esto difiere del “cristianismo” liberal actual que permite dichos pecados, veamos lo que opinaban los primeros Cristianos sobre el divorcio.

Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales. Malaquías 2:16

Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera. Mateo 19:9

Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer. 1 Corintios 7:10-11

Sobre la castidad, (Cristo] dijo: todo el que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio en su corazón. Si tu ojo derecho te escandaliza, arráncatelo y tíralo; porque más te vale que se pierda uno de tus miembros que no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno (Mt 5, 2829). Y el que se casa con una divorciada de otro marido, comete adulterio (Mt 5, 32) (…). Así, para nuestro Maestro, no sólo son pecadores los que contraen doble matrimonio conforme a la ley humana, sino también los que miran a una mujer para desearla. No sólo rechaza al que comete adulterio de hecho, sino también al que lo querría, pues ante Dios son patentes tanto las obras como los deseos. Entre nosotros hay muchos y muchas que, hechos discípulos de Cristo desde la niñez, permanecen incorruptos hasta los sesenta y los setenta años, y yo me glorío que los puedo mostrar de entre toda raza humana. Justino Mártir (160 d.C.)

…o hay que permanecer tal como uno nació, o hay que casarse una sola vez. El segundo matrimonio es un adulterio decente. Dice la Escritura: «el que deja a su mujer y se casa con otra, comete adulterio» ( Mt 19, 9; Mc 10, 11), no permitiendo abandonar a aquella cuya virginidad uno deshizo, ni casarse de nuevo… Atenágoras (177 d.C.)

«¿Por qué Moisés mandó dar el acta de repudio y echar a la mujer? Esto fue permitido por vuestra dureza de corazón; mas no fue así desde el principio» (Mt 19,7-8). Excusó a Moisés, porque era un siervo fiel; pero también confesó que fue Dios quien había hecho al inicio al varón y a la mujer, y a ellos los reprendió por ser duros e insubordinados: por eso Moisés les dio el precepto del repudio, acomodado a su dureza… Ireneo (180 d.C.)

(Entre los paganos) Ya el divorcio se busca como fruto del matrimonio: el deseo del casado no es el hijo, sino la división: se halló ya que el camino para hacer divorcio sin culpa, es hacer culpa para divorciarse. Tertuliano (197 d.C.)

Hablando del divorcio, las mujeres (paganas) lo anhelan como si fuera la consecuencia natural del matrimonio… Tertuliano (197 d.C.)

Lo que Dios juntó, no lo separe ningún hombre…ni magistrado ni ningún otro poder. Porque Dios, quien los juntó, es mayor en poder que todo lo demás que uno pudiera nombrar o aun imaginar. Orígenes (225 d.C.)

Articulo anterior
Los primeros Cristianos y el Ayuno.
Articulo Siguiente
El primer amor.

0 Comentario

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.